×

Opinión

Roberto Smith, que contó con el apoyo de Barreto no es candidato. Barreto, sí. Las cosas insólitas de Vargas

15/08/2017 1:06 PM

Vargas: la triste historia de los candidatos frustrados | Por Daniel Lara F.

Por Daniel Lara F.

Vargas, esta tierra sorprendente donde ocurre lo que nadie se imagina, siempre tiene formas de superar lo insólito.

Insólito que siendo el emblema de la destrucción chavista, el despertar popular viniera tan tarde como en las elecciones de 2015. “Más vale tarde…” dirán algunos.

Insólito que se repitan como barajitas las mismas caras en cada elección. Insólito que se presente el mismo gobernador “fachada” a un tercer mandato. Insólito que se le hable al estado de logros de 8 años de gestión, cuando la región sigue sin agua, con apagones, con una vialidad en ruinas y un sistema de transporte calamitoso.

Nuestro insólito Vargas da para eso y para más.

Pero quizás lo más insólito es el divorcio de la realidad de la clase política regional. Uno ni sabe qué pensar a veces, cuando les escucha los planteamientos, como si viviéramos en planetas distintos. Hablan de “no perder espacios” mientras la gente habla de no perder la cola para comprar comida. Hablan de compromiso con la región mientras se dejan imponer por el liderazgo de Caracas.  Y se molestan además si se les piden explicaciones. Más de lo mismo.

Lo insólito es que en Vargas hay 19 candidatos a la gobernación. Pero más insólito aún es que entre los nombres no figuran los que más tiempo tenían en campaña por el puesto: Roberto Smith, José Luis Blandín y Bernardo Guerra.

Smith, después de hacer como tres lanzamientos de campaña en dos años, con amplio despliegue de prensa, toldos en todo el estado, activistas defendiéndolo y todo el realero gastado, no se presentó. No solamente no se presenta, sino que su partido lanza al tachirense Winston Flores, recién incorporado a VP luego de abandonar a María Corina. Y para remate, Smith mantiene un discurso que, para quien lo lee, pareciera que se irá en cualquier momento a un frente guerrillero en el Cerro El Bachiller o en el Cerro Los Cachos de Maiquetía. Roberto Smith insurrecto contra todos, empezando por él mismo.

De Blandín ni hablar. Su partido “Vargas de Ensueño” era, en efecto, un ensueño que ni aparecía en el CNE. Al no tener partido, no había quien lo postulara. Se dejó llevar por ese extraordinario asesor de candidatos que siempre pierden que es Gretzky González y ni un apoyo serio logró levantar en la región. Hasta el punto que, a diferencia de Arquimedez Rivero (miembro del partido “Soluciones”), no pudo siquiera lograr el apoyo de alguna tarjeta validada, huérfana de candidato. El capitán del Pilín León no llegó ni al muelle pesquero, después de dos años de candidatura.

Pero lo de Bernardo Guerra, más que fracaso ya llega a nivel de bullying. Si era ya un atrevimiento y una burla que se presentara como candidato, más grotesco fue escucharlo decir que tenía el apoyo de su partido AD para ser candidato. Mientras juraba esto, no se dio siquiera a la tarea de revisar la postulación que vía internet hizo Acción Democrática, donde quien aparecía inscrito no era él, sino José Barreto, Secretario General del partido en la región.

Bernardo Guerra se levantó el lunes 14 y se puso su traje de candidato: el mismo jeans gastado (con bolsillos rotos, para no comprarle ni agua a los activistas que caminan con él) y la guayabera blanca. Se puso el mismo perfume de candidato y se terció la misma sonrisa falsa con la que pasó cinco años de diputado fingiendo representar a alguien. Tenía lista su carpeta de recaudos y en camino a la Junta Electoral, le llega el mensaje: “Por orden del CEN el candidato soy yo. Saludos, José Barreto”.

Las nuevas generaciones no saben que a Barreto le decían “Chuky”, no por lo enano sino por lo malo. Pero se le desconoce su mentalidad lógica que le ha ayudado a sobrevivir por 18 años al mando del partido blanco en la región. Le sobrevivió a Rubín y a Mazzoca. Le sobrevivió a Salomón y a Lenín. Sobrevivió a “la nueva forma de hacer política”, a los enemigos internos, al deslave de Vargas, a las crecidas del rio Marapa, a la espina de pescado que casi lo mata el año pasado. Y ahí sigue, muerto pero de la risa.

Obviamente, Bernardo Guerra no tiene nada que exigirle a un partido al cual abandonó en los años en que fue diputado. Su muerte no será vengada, no hay quien lo llore. Barreto se inscribe para detener la pretensión de Bernardo a ser un incordio para el acuerdo nacional que garantice la candidatura unitaria de Olivares, tal y como se acordó ya. Bernardo pretendía ser candidato de AD y no declinar ante Olivares. Obviamente AD, que aspira no solo a tener dos diputados al Consejo Legislativo sino también llevar candidato a la Alcaldía, no podía permitir la actitud suicida de un loco desatado como el extraviado Bernardo.

¿Ven que si es insólito? Es la primera campaña en Vargas donde no atacaré a Olivares y, de paso, estoy defendiendo a Barreto ¡Fin de mundo!

 

Es un medio hecho por varguenses para varguenses. Somos la suma de informaciones, opiniones, hechos y vivencias de la región. La ventana de Vargas. Poniéndole voz al sentir regional.

Editor: Daniel Lara F.

© 2016. Derechos reservados. ElVarguense.com es un producto y marca de Servicios Informativos El Varguense C.A. RIF J408106787

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE DIARIO SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES

Contactos:
Redacción: redaccion@elvarguense.com
Editor: dlaraf@elvarguense.com


Publicidad: publicidad@elvarguense.com

Diseño de website: Noris Rojas

norisrojas18@gmail.com