×

Opinión

Luisa Ortega Díaz, mucho show y poca acción

03/04/2017 8:20 AM

Luisa Ortega montó su circo

RubénLa ciudadana fiscal, quiso lavarse la cara ante el país, por los atropellos cometidos por su despacho Contreras

Historiador

Obviamente que lo acaba de suceder en Venezuela, con relación el golpe de estado propiciado por el Tribunal Supremo de Injusticias, es algo desconcertante, para un país en el cual se respeten las  funciones de las instituciones y  de los poderes establecidos.

Pero más  desconcertante es el papel de la persona que fue mal escogida para resguardar la legalidad del gobierno, como es el caso de la guerrillera urbana que ocupa el cargo de la fiscalía general de la Republica, la abogada Luisa Ortega Díaz, dado que anuncio en compañía de sus compañeros  de trabajo, fiscales y abogados, la ruptura del orden constitucional, por parte de los delincuentes que integran dicho  tribunal de injusticias.

La ciudadanía quedo gratamente sorprendida, cuando la susodicha fiscal emitió su pronunciamiento, cuestión que incentivo el sentimiento y espíritu democrático de muchos venezolanos, que creyeron que con ese planteamiento, los jerarcas de la peste militar que detenta el poder en Venezuela, iban  a retomar el estado del derecho, perdido durante 17 años de gobierno chavista madurista.

Pero no fue asi, la acción planteada por la fiscal, deja entrever que su participación era un  número más de las funciones del circo montado por la cúpula madurista para oxigenarse ante la opinión pública nacional e internacional, con el objeto de recobrar parte de la honorabilidad perdida, ante los desafueros cometidos por las  decisiones de dicho tribunal contra La Asamblea Nacional, al menoscabarle su legalidad  de producir leyes, producto de las libérrimas votaciones por parte de más de 14 millones de ciudadanos, que decidieron cambiar el orden imperante en Venezuela.

Después de  conversar con los abogados de mi familia, Henry Contreras y Oswaldo Martínez, quienes me dieron explicaciones acerca de lo que debía ser su proceder como Fiscal de La Republica, garante de la legalidad y de La Constitución, al tomar esa iniciativa de denunciar la ruptura del orden constitucional, que debió ser, abrir un antejuicio de méritos a quienes tomaron esa aberrante decisión, debido a que las sentencias del máximo tribunal de la república, no son apelables, no se pueden enmendar por un exhorto. Decisión tomada debe ser ejecutada. Ningún Tribunal que dicte una sentencia, puede revertirla, debe hacerlo otro tribunal en una instancia superior, y aquí en Venezuela no hay ninguno por encima de dicho tribunal.

Continuando con la alimentación del caso pude leer y escuchar opiniones de  juristas constitucionales como Román Duque Corredor, Alberto Arteaga Sánchez, Gerardo Fernández, Alejandro Angulo Fontiveros, Ramón Guillermo Aveledo, Nelson Chity La Roche y Juan Rafalli,  y todos ellos coinciden que fue exabrupto lo cometido por quienes dirigen dicho tribunal, dado que según el artículo 323 de La Constitución Nacional, El Consejo de Defensa  Nacional, convocado por el presidente de la república, tiene como función asesorar y planificar en materia  de soberanía integral y defensa del espacio geográfico: no tiene competencia para dirimir conflictos entre los poderes establecidos y el exhorto planteado por el presidente del república no incide de ninguna manera en la toma de decisiones del tribunal supremo de injusticias, ya que el artículo 136 de la constitución consagra la autonomía de los poderes públicos.

Por lo tanto, la fiscal como integrante del consejo moral republicano, ha debido convocar este cuerpo a fin de analizar las actuaciones de dicho tribunal de injusticia y proponer un antejuicio de méritos para quienes integran la sala constitucional, por ese golpe de estado  que rompe el hilo constitucional al pretender subyugar las decisiones emanadas de la Asamblea Nacional, debido a que esta, es conjuntamente con el presidente de la república, el otro poder constitucional que tiene legitimidad de origen, al ser elegida por el  sagrado voto de la ciudadanía.

La ciudadana fiscal, quiso lavarse la cara ante el país, por los atropellos cometidos por su despacho, porque fue ella quien ordenó la encarcelación para Leopoldo, de los estudiantes y ella tenía en sus manos los argumentos necesarios para corregir ese entuerto, ella conoce la constitución, la cual en su artículo 265 nos indica que se ha debido activar  dicho consejo moral con la finalidad de proceder a la destitución de los integrantes de dicha sala inconstitucional, por esa demostración de incompetencias y desconocimiento acerca del derecho constitucional.

El circo de la fiscal, deja entrever que fue una acción concertada con la presidencia de la república, y esto lo decimos basándonos, en que dicho tribunal, al emitir las sentencias 155 y 156, las naciones del mundo pudieron ratificar, que lo de Maduro no es juego y que su gobierno es esencialmente déspota y dictatorial, motivo por el cual algunos gobiernos, inmediatamente llamaron a consulta a sus embajadores, con la finalidad de conocer en definitiva lo que realmente acontece, acerca de las múltiples denuncias de atropellos a la ciudadanía, a los factores políticos, estudiantes, empresarios y pueblo en general, en Venezuela.

Esta actuación de dicha funcionaria corrobora lo tétrico que es este gobierno, que siguiendo los postulados de Maquiavelo de que los fines justifican los medios, utiliza cualquier subterfugio con el fin de lograr sus fines, por lo que intuimos que la susodicha fiscal, pretendió con esta jugada aparentar un deslinde de las macabras decisiones tomadas por parte del ejecutivo nacional, pero al no proceder como le compete de acuerdo a su investidura, demostró su subordinación y quedo muy mal parada ante la opinión pública nacional, quien no se come el cuento relacionado en cuanto a su honestidad y garante de la legalidad en Venezuela, y demuestra que solo fue una acción distrayente para evitar la caída en barrena de esta peste militar que destruye a Venezuela y la exigencia a  las elecciones de gobernadores y Alcaldes.

 

 

Es un medio hecho por varguenses para varguenses. Somos la suma de informaciones, opiniones, hechos y vivencias de la región. La ventana de Vargas. Poniéndole voz al sentir regional.

Editor: Daniel Lara F.

© 2016. Derechos reservados. ElVarguense.com es un producto y marca de Servicios Informativos El Varguense C.A. RIF J408106787

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE DIARIO SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES

Contactos:
Redacción: redaccion@elvarguense.com
Editor: dlaraf@elvarguense.com


Publicidad: publicidad@elvarguense.com

Diseño de website: Noris Rojas

norisrojas18@gmail.com