×

Opinión

Más grandes o más pequeñas, a diario en Vargas se protesta. El deber es informar

15/05/2017 9:00 AM

En Vargas se protesta pero no se informa

PorEn Vargas se protesta a diario, aunque cierta prensa se niegue a informarlo Daniel Lara F.

Editor de El Varguense

"En Vargas la gente no protesta. Vargas es Narnia. En Vargas no pasa nada mientras el país arde". Argumentos colocados en la opinión pública nacional, que usted y yo seguramente hemos repetido más de una vez, como si no viviéramos aquí.

Yo mismo me sorprendí en estos días hablando del asunto en esos términos en mi programa de radio. En realidad, fue un destello de indignación personal: salí de la emisora en El Paraíso, Caracas en medio de barricadas y lacrimógeno y llegué a casa en Vargas viendo que el pueblo estaba en la calle, pero tomando cerveza frente a las licorerías del sector. Como si fuese otro país.

Pero no es nada más en Vargas. En la propia Caracas, encendida con protestas como está, mientras guarimbean en una esquina, en el restaurant de la otra esquina se come y se bebe sin sobresaltos. En Las Mercedes los restaurantes siguen llenos, en La Castellana igual. En cierta zona de Caracas, me comentaba un vecino de la misma, la protesta reprimida con gases y la acción de esos gases, no impidieron que la cola de gente en la panadería cercana se fuera. Ni se unieron a la protesta ni se iban a casa: seguían en su cola, en su mundo, en su realidad.

Hay gente que simplemente sigue en su realidad propia. En su carencia, en su búsqueda. Y el reclamo sobre Vargas lo veo en otras zonas: en Los Valles del Tuy, en Guatire, en Cojedes, Portuguesa, se repite el mismo "meme" en redes sociales, de imágenes de guarimbas en todo el país mientras en el sitio propio juegan los "teletubbies" como si nada pasara.

Pero si pasa. Y pasa mucho. Pero no se informa.

En los sitios como Vargas, donde se dice que "no pasa nada" o que la gente no protesta, hay un común denominador: o no hay medios de comunicación o los que existen están en manos del chavismo o de sus intereses. Debe decirse entonces que la protesta existe, lo que no existe es la libre información.

El viernes 12 de mayo, para ponerle fecha y lugar, en Vargas hubo al menos cuatro protestas, de distinta índole, en distintos lugares. Protestaron a primera hora de la mañana los vecinos de Mare Abajo, en los urbanismos de Misión Vivienda que Carneiro dijo serían "los más bellos de Venezuela". Allí, en la zona que se construyó a medias, se planificó mal y se abandonó a la suerte de aguas negras, salitre y zamuros, los vecinos trancaron la calle, sin pararle a ley, sin partido político alguno y sin pedirle permiso a nadie. ¿Razón? Comida y desbordamiento de aguas servidas mal canalizadas por el gobierno que ofreció "el mejor urbanismo del mundo".

Luego, frente a la Secretaría de Educación, los docentes de nuevo a la calle, como han acostumbrado en los últimos años en nuestra región. ¿Razón? las incumplidas promesas de pagos atrasados de los últimos 12 años, de los aumentos salariales que deben equipararlos a los docentes del resto del país y que no son un ruego sino un mandato legal.

Los pensionados y jubilados ¡El mismo día! marcharon desde la Plaza El Cónsul hasta la Defensoría del Pueblo de Vargas a exigir lo suyo: respeto a sus reivindicaciones, a sus pagos atrasados, al atropello de organismos del estado con jubilados esperando por años el pago de sus prestaciones, contra la burla del gobierno al cumplimiento de la ley que la AN aprobó para otorgarles tickets de alimentación y medicinas. Fue reconfortante ver a Asdrubal Salazar, dirigente de la Asociación de Jubilados, encabezar un grupo que no se cansa ni se arredra en circunstancias como las que vivimos.

La cosa no termina aquí: antes de finalizar la tarde, los mototaxistas de la región o al menos un buen grupo de ellos, se plantó frente a la Procuraduría del Estado a reclamarle al ente la aplicación de una "Ley de Convivencia" que no fue sometida a la debida consulta que la Constitución establece, donde no dieron su opinión (nos guste a los demás o no, su opinión debió escucharse) y que los sanciona, creen ellos, de forma exagerada por infracciones que, siempre según ellos, no son para tal castigo.

Puede uno estar o no de acuerdo con los motivos de las protestas resumidas anteriormente. Pero lo que no puede hacerse es negarlas. Aquí en Vargas se protesta a diario, por los motivos legítimos que los ciudadanos tienen, por reclamos reales que afectan su vida, estén orientados políticamente  o no.

La guinda de la torta fue la actividad del pasado sábado 13 de mayo. Las mujeres de Vargas encabezando una marcha que recorrió la parroquia Carlos Soublette y Maiquetía, la cual a su paso iba sumando a la gente que se salía de sus casas para acompañarlos. Una marcha ida y vuelta, que llegó a la Plaza El Cónsul y se devolvió por la Avenida Soublette para llegar a El Trébol y encontrarse con la caravana proveniente de Caracas. Una actividad sin incidentes de ningún tipo.

Y la protesta, la resistencia y la lucha siguió con la detención del dirigente de Vente Venezuela y colaborador de El Varguense, Edioverth Araque. Porque su detención (más que detención, rapto) activó a toda la dirigencia política y social de la región. Fueron miles los mensajes hechos llegar por todos los medios, redes sociales, Whatsapp, llamadas y movilizaciones al sitio donde se encontraba retenido ilegalmente. Desde periodistas hasta políticos, pasando por artistas, compañeros de su partido liberal o de su religión santera, se activaron en todo el estado, hasta que se logró su liberación a medianoche. Eso también fue una protesta, movida por la indignación ante un atropello. El atropello contra Edioverth fue un detonante.

Es claro entonces: protesta hay. Razones para seguir protestando, también. Porque estamos en dictadura en todo el país. Porque la dictadura es militar y Vargas está en manos de los militares de peor estirpe y de los civiles a su servicio mas abyectos de nuestra historia. De Carujo a Carneiro, la línea es clara. Siendo así, la lucha varguense debe ser civilista como nuestro prócer, al decir de su frase ante la infame bota: El mundo es del hombre justo y honrado.

 

Es un medio hecho por varguenses para varguenses. Somos la suma de informaciones, opiniones, hechos y vivencias de la región. La ventana de Vargas. Poniéndole voz al sentir regional.

Editor: Daniel Lara F.

© 2016. Derechos reservados. ElVarguense.com es un producto y marca de Servicios Informativos El Varguense C.A. RIF J408106787

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE DIARIO SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES

Contactos:
Redacción: redaccion@elvarguense.com
Editor: dlaraf@elvarguense.com


Publicidad: publicidad@elvarguense.com

Diseño de website: Noris Rojas

norisrojas18@gmail.com