×

Opinión

Protestar sin aventuras es la consigna

30/08/2016 7:14 AM

"El país no aguanta más" y los aventureros de siempre

BrunoLa frase "el país no aguanta más" ha sido la excusa de los aventureros de todos los tiempos Gallo

@brunovgallo

 

La historia de Venezuela está llena de ejemplos en los que por no esperar el momento correcto nos metemos por vericuetos con un alto costo, pagadero en vidas, dolor, angustia y atraso para el país. Siempre la excusa perfecta es que “El país NO aguanta más”

En 1945 faltaban pocos meses para finalizar el gobierno imperfectamente democrático, pero democrático, de Medina Angarita, cuando se decide buscar un atajo para lograr el loable Voto Universal, Directo y Secreto, con el que, valga decir, Medina ya había hecho un compromiso. Pero “El país no aguantaba más” y se decide el atajo del Golpe de 1945, con el que se le abre la puerta a tres años de un intenso experimento democrático y a diez de una dictadura infame.

Después de la caída de Pérez Jiménez y en medio de una crisis de precios del petróleo, la naciente democracia enfrenta los acechos del autoritarismo que aspira su retorno a bombazos y atentados, mientras unos jóvenes levantan las loables banderas de la justicia social, porque “El país no aguantaba más”, entonces deciden irse a las montañas a imitar la utopía romántica (que devendría en desgracia) de unos jóvenes cubanos que recién habían tomado el cielo por asalto. Y una generación brillante ve morir a algunos de sus mejores hombres y mujeres en este atajo, que luego mostró su sin sentido en toda su innecesaria amplitud y abrió un cauce, del que en otra oportunidad hablaremos, a lo que lo pudiéramos llamar las utopías románticas y autoritarias, que hoy padecemos en todo su horror.

Al final del Siglo XX, “El país tampoco aguantaba más” y dimos un salto en el vacío dejándonos seducir por el discurso lleno de fanfarronerías y entusiasmo vengador, de un teniente coronel parecido a predicador y sin ninguna experiencia como conductor de nada. Pero como “El país no aguantaba más” nos fuimos por ese atajo.

Descubrimos al poco tiempo, que el vengador era un destructor, con la excelente fortuna de estar en el poder cuando se produce un enorme aumento en los precios petroleros, así que administra la abundancia mientras destruye el futuro. Los que lo notan, se le oponen porque “El país no aguantaba más” y buscan una gran cantidad de atajos.

Unos militares se salen de los cuarteles y dan un espectáculo risible, se declaran en desacato se van a una plaza y dejan el campo libre para que la Fuerzas Armadas se limpien de gente no leal al mandamás de Miraflores.

La Gente del Petróleo y los dueños de medios precipitan un Paro General sin la preparación adecuada porque “El país no aguantaba más” y contribuyen con la famosa PDVSA roja rojita. Y como “El país no aguantaba más” dejamos de participar en elecciones a la Asamblea Nacional y así logramos que se tiñan de rojo, la Asamblea y todos los Poderes que ella elige: CNE, TSJ, Poder Moral (Fiscalía, Contraloría, Defensoría)

Y el futuro nos alcanzó y está lleno de escasez, colas del hambre, falta de medicamentos. Y le toca administrarlo a un sucesor sin capacidad ni experiencia ni autoridad. Pero por fin, la oposición ha logrado ensambla r una dirección más o menos coherente, que no busca atajos sino que ha decidido construir mayoría y que no se deja chantajear por el susurro “El país no aguanta más”.

Si, la vaina está difícil, pero hay que hacer los que hay que hacer y vamos por buen camino. Los agoreros, impacientes y valientes del teclado seguirán gritando “El país no aguanta más”

Seguirán proponiendo atajos. Que las marchas no sean marchas, con pitos y banderas, sino capítulos épicos de una novela que ellos escriben poco a poco, de a 140 caracteres a la vez. Que si marcha sin retorno. Que si 350. Que si el decreto que apela a la Partida de Nacimiento. Y cuanta inocentada se les ocurra para que mañana mismo se vaya Maduro.

Hay que hacer lo que hay que hacer, sin aspirar salidas instantáneas. El gobierno se ha ido desmoronando, se quedó sin gente y sin recursos. Perdieron todo lo que otorga la legitimidad democrática. Perdieron el apoyo internacional y la imagen de gobierno democrático enfrentado a la oligarquía golpista. Pero ellos NO son demócratas y se aferran al poder por la vía de triquiñuelas legales, pues tienen el TSJ, Maniobras electorales, pues tienen el CNE. Y para respaldar su descaro, tienen el monopolio de la violencia, y amenazan usarla al estilo Erdögan. Provocan con detenciones arbitrarias, juicios desproporcionados, traslados arbitrarios,  humillantes medidas, discursos destemplados... Y de este lado, tienen aliados que escuchan y se dejan provocar, que gritan pidiendo una batalla final, un desenlace heroico porque “El país no aguanta más” y ciertamente, a veces parece, pero lo que está claro es que cada atajo es un retroceso.

El camino cada vez es más corto. La dirección opositora está haciendo lo que debe hacer, cada vez más chavistas se decepcionan y se van a la alternativa democrática, bienvenidos todos a conformar una mayoría tan contundente y coherente, que el mudo reconozca y que al gobierno no le quede más remedio que abrir los canales democráticos.

Y que entonces, nunca más podemos permitir que un vengador llegue al poder, y luego, a subirnos  las mangas para construir paso a paso la libertad y la prosperidad, sin que la frase “El país no aguanta más” nos quite el sueño y nos lleve por atajos sin destino.

 

Es un medio hecho por varguenses para varguenses. Somos la suma de informaciones, opiniones, hechos y vivencias de la región. La ventana de Vargas. Poniéndole voz al sentir regional.

Editor: Daniel Lara F.

© 2016. Derechos reservados. ElVarguense.com es un producto y marca de Servicios Informativos El Varguense C.A. RIF J408106787

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE DIARIO SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES

Contactos:
Redacción: redaccion@elvarguense.com
Editor: dlaraf@elvarguense.com


Publicidad: publicidad@elvarguense.com

Diseño de website: Noris Rojas

norisrojas18@gmail.com