×

Opinión

El golpe de estado incubado en el TSJ se mantiene a pesar de la aparente marcha atrás dada por el máximo tribunal

10/04/2017 10:28 AM

Callejón sin salida

Por"Todo indica que seguirán en ese proceso de radicalización, se trata acá de mantenerse a cualquier costo en el poder y por tanto impedir elecciones" José Miguel Rodriguez

ONG Movivargas

En Twitter: @JoseMiguelRDS

 

Los últimos días, el Régimen venezolano, de manera cobarde y a través de unos Tribunales que se han convertido en la vergüenza nacional, han pretendido nuevamente, desconocer la voluntad de todo un país, han querido de una vez por todas dar la estocada final al poder Legislativo, acabar con todo tipo de oposición y tomar de manera arbitraria y autoritaria las facultades, competencias y potestades constitucionales que entrega nuestra Constitución Nacional al Parlamento Venezolano. Debo aclarar, antes de avanzar que la crisis institucional que atraviesa hoy nuestro país no es cosa de Derecho, lo que sucede en Venezuela es una cuestión netamente política y es allí donde se encuentra la debilidad de un país donde las leyes y preceptos constitucionales solo se toman cuando conviene al Gobierno de turno, cuando la voluntad de una institución se ajusta a un mero calculo un tango demagógico.

Sin embargo, debemos recordar que esto no es –lastimosamente- noticia nueva ni sorprendente para los venezolanos; lo cierto es que desde que el pasado 6 de Enero de 2016 la nueva Asamblea Nacional asumió el Poder Legislativo con un respaldo popular de más de 14 millones de votos, desde ese momento lo que ha sucedido no es otra cosa que un golpe de Estado continuado, una lluvia de atropellos y violaciones constantes a nuestra Constitución en nombre de una supesta Revolución que se ha quedado sola y cada vez más sin poder, crearon un “Parlamento Popular,  anularon todas las leyes e inclusive impidieron que se discutieran las mismas, aprobaron un presupuesto de la nación y memoria cuenta vía Tribunal Supremo de Justicia anulando la función contralora y deliberadora característica del Parlamento e inclusive se han atrevido a ir más allá, desconociendo la inmunidad Parlamentaria e irresponsabilidad política a que tienen derecho constitucional nuestros Diputados.

El mensaje es claro, su costo de salida es extremadamente alto, por lo cual deben hacer cuanto sea por mantenerse en el poder, han perdido la calle y respaldo popular y por tanto la vía electoral ya no es una opción, ni siquiera el ventajismo y fraude electoral que los caracterizó sería argumento suficiente para tapar el desprecio que tienen ganado en el pueblo venezolano. Por otro lado, la batalla diplomática, cada vez más importante en un mundo globalizado la han perdido, dentro del Seno de Organismo Multilaterales como la OEA (Organización de Estados Americanos) UE (Unión Europea) MERCOSUR (Mercado Común del Sur) entre otros, se discute lo que ya no es un secreto: en Venezuela hay una dictadura que ha condenado a los venezolanos a la miseria, hambre y corrupción, ya los barriles de petróleo, amenzas o discursos vacíos de esta Revolución son insuficientes para manipular o engañar a nuestros países vecinos, ello ha llevado a una decisión clara y evidente, retirarse de la batalla internacional de la misma manera como se retiran de la batalla electoral y democrática, ya poco importa parecer un democráta a carta caval o un amante de la libertad cuando lo que tienen en juego no es más que beneficios y el mísmisimo poder; al final del día, quienes lideran la llamada “Revolución Bolivariana”  parecen haber olvidado todo aquello que años atrás criticaron y se han convertido en ejemplo vivo de aquello que profesan adversar.

En este punto, todo indica que seguirán en ese proceso de radicalización, se trata acá de mantenerse a cualquier costo en el poder y por tanto impedir elecciones, eliminar partidos políticos o aislarnos del mundo en nombre de una supuesta soberanía; eso, es solo parte del libreto de violaciones y abusos que tienen en mente para mantenerse en el poder y al que lastimosamente nos han tenido acostumbrados. Ahora bien, podríamos preguntarnos en este punto y qué podemos hacer frente a un régimen armado que además está dispuesto a utlizarlas, y la respuesta parece clara, lo primero que debemos evitar es caer en la tentación de jugar en su lado de la cancha, jugar su juego, el que ellos controlan y donde son más fuertes que nosotros, el de la violencia; el reto es construir en este punto una agenda clara y contunden que nos permita conseguir el objetivo en nuestro terreno: el de la democracia y no violento, que no significa ni significará nunca ser blandengue o temeroso con este régimen.

Los venezolanos hoy vivimos momentos cruciales dentro de nuestra historia contemporánea que además, determinarán  el futuro de nuestra nación, y ese futuro empieza ahora, con la decisión firme  y clara de no tolerar más abusos, no más arbitrariedad, no más represión, miseria ni hambre y mucho menos corrupción, es nuestro deber levantar la voz ante lo que está mal y rescatar juntos la libertad e institucionalidad y sé que unidos lo vamos a lograr.

 

Es un medio hecho por varguenses para varguenses. Somos la suma de informaciones, opiniones, hechos y vivencias de la región. La ventana de Vargas. Poniéndole voz al sentir regional.

Editor: Daniel Lara F.

© 2016. Derechos reservados. ElVarguense.com es un producto y marca de Servicios Informativos El Varguense C.A. RIF J408106787

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE DIARIO SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES

Contactos:
Redacción: redaccion@elvarguense.com
Editor: dlaraf@elvarguense.com


Publicidad: publicidad@elvarguense.com

Diseño de website: Noris Rojas

norisrojas18@gmail.com