×

Comunidad

Pacientes hipertensos controlan la tensión a punta de ajo y vainilla

10/08/2017 10:44 AM

El calvario para obtener los medicamentos y poder controlar la tensión se agudiza cada vez más con el alza de los precios en las diferentes presentaciones que, o aumentan de manera vertiginosa o desaparece de las farmacias causando estragos en una población hipertensa que ya no pertenece nada más a los adultos mayores.

Tal es el caso de Angelina Mayora, diagnosticada con hipertensión desde hace más de 20 años y que ha tenido que reinventarse la vida para no morir en el intento. “Cuando no tengo la pastilla o me queda poca provisión, no salgo, tomo guarapitos y me tomo mi vasito con vainilla para estabilizarme… ah y trato de estar relajada para no descontrolarme la presión”.

Refirió que la pastilla que ella debe usar hasta principios de año le costaba 1800 bolívares, siendo de las más caras por no ser el componente que usualmente medican, pero que hoy por hoy le cuesta entre 33 y 35 mil bolívares que sólo puede costear gracias a que tiene tarjeta de crédito y que de cierto modo puede cubrir con la pensión y parte de su sueldo como docente jubilada.

 

Sin embargo, comenta que su hermana quien sufre de la tensión también cuenta sólo con la pensión y ésta “le alcanza para medio comer o para comprar la Aprovel” -que es la que le medicaron por su tipo de hipertensión-. En este sentido, Mayora le recomendó tomarse un vasito con vainilla por las noches o un güarapito de malojillo con ajo machado y así controlar naturalmente la tensión.

Por otra parte, Lucrecia García, abuela de 70 años, se dedica mensualmente a patear diferentes farmacias de la región en busca de su pastilla: “sin ella no puedo vivir, aunque me ponga un ajo todos los días bajo la lengua”, refutó la señora quien comenta además que si no es el costo de la pastilla es el costo del ajo, que lo venden como les da la gana, así que no le queda de otra sino que cazar farmacias con existencia de la medicina indicada.

No obstante, en diferentes hospitales de la región -de vez en cuando- existe la disponibilidad de medicina para la hipertensión como la Losartán, Amlodipina, entre otras genéricas que el estado dispone para esta población, pero qué no siempre tienen el acceso a ellas.

En el caso de María Acosta, de tan sólo 42 años, de ocupación del hogar, a cargo de una familia de 5 personas -incluyéndola a ella- ya sufre de la tensión y no cuenta con un ingreso fijo por trabajo o pensión para adquirir este tipo de pastillas, por lo que le toca controlarse en dichos centros de salud y rogar la disponibilidad de la cajita que le toca para el mes.

Otros pacientes consultados en las inmediaciones del Seguro Social de La Guaira, refirieron que también se da el caso que acuden a consulta en busca de la medicina y no hay… pero luego en los pasillos se encuentran a personas que de la nada se la ofrecen a precios “accesibles” a pesar de ser un medicamento subsidiado por el gobierno para estos centros y dispuestos para la distribución gratuita en la entidad.

Es por ello que en su mayoría, el varguense ha recurrido a la medicina natural, a los consejos de la abuela, a la buena de Dios para cuidar de su salud y controlar la tensión. “Lo mejor es no agarrar rabietas por nada del mundo para no generar gastos que menos podrían cubrirse”, coinciden los encuestados.

 

Es un medio hecho por varguenses para varguenses. Somos la suma de informaciones, opiniones, hechos y vivencias de la región. La ventana de Vargas. Poniéndole voz al sentir regional.

Editor: Daniel Lara F.

© 2016. Derechos reservados. ElVarguense.com es un producto y marca de Servicios Informativos El Varguense C.A. RIF J408106787

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE DIARIO SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES

Contactos:
Redacción: redaccion@elvarguense.com
Editor: dlaraf@elvarguense.com


Publicidad: publicidad@elvarguense.com

Diseño de website: Noris Rojas

norisrojas18@gmail.com